Justo empate entre Senior A y Getafe B

Se presentaba como el partido de la jornada en el Grupo VII de la Tercera y no era para menos. Los dos mejores equipos del 2017, con cinco victorias consecutivas para cada uno, medían fuerzas en un abarrotado Vicente Del Bosque. El Adarve, estrenando liderato para la ocasión, golpearía primero. Solo se llevaban dos minutos de juego cuando Álvaro Sánchez se internó en el área y cayó derribado por la defensa visitante. Era la primera jugada peligrosa del partido y el máximo goleador de la categoría no la desperdició, firmando desde los once metros su decimoquinto tanto de la temporada y asestando el primer mazazo a un filial azulón que llevaba cinco partidos sin encajar un gol.
Poco después Palín, pisando área, estuvo cerca de aumentar la ventaja, pero se encontró con las manos de David Gil. El Getafe seguía aturdido y cada salida a la contra del Senior A parecía augurar el segundo. En vez de eso, un pase filtrado y un error de la defensa rojinegra permitieron a Calderón encarar y driblar a De Las Heras, que desde el suelo cometió penalti. El propio Calderón engañó al capitán del Adarve para equilibrar el marcador antes de llegar a la media hora de partido. Los minutos siguientes fueron de tanteo, sin ocasiones claras, hasta que un córner rechazado por la defensa local cayó en la frontal del área, donde la esperaba Mena para conectar una volea desde 30 metros que encontró el premio del gol, colocando el 1-2 con el que se llegaría al descanso.
El Adarve volvió de vestuarios aturdido, contrariado viendo que juego y resultado no se correspondían. El Getafe aguantaba con el reloj a su favor, hasta que un saque de banda de Viti encontró la cabeza de Juanma en el corazón del área, firmando así el empate a 2. De nuevo las tornas volvieron a cambiar y el Adarve se lanzó buscando una nueva remontada a través de las jugadas de estrategia. De la zurda de Gianni volvieron a salir las mejores ocasiones y el balón rodó varias veces por el área azulona, pero la defensa de los de Nano Rivas supo conjurar el peligro y ganar los vestuarios con el 2-2 final. Tras un encuentro plagado de alternativas, las tablas hicieron justicia para dos equipos destinados a luchar por las cuatro primeras plazas.